La importancia de dedicar tiempo de calidad a los pequeños PDF Imprimir E-mail

Son muchas las obligaciones y ajetreos de la vida moderna, esto hace que en ocasiones los padres no dispongan de grandes cantidades de tiempo para dedicarles a sus hijos.

Debemos tener en cuenta que lo realmente importante para los niños es la calidad del tiempo que los adultos pasan con ellos y no la cantidad del mismo. Es importante organizarse para dedicar tiempo de calidad a los pequeños. Tiempo en el que disfruten de nuestra compañía, de cariño, aprendizaje y desarrollo.

Dedicar tiempo de calidad con los niños y niñas, no solo es bueno para ellos, es un tiempo de disfrute para todos que va a aportar beneficiosas ventajas: mejora los vínculos afectivos, la autoestima, potencia el desarrollo global, fomenta el aprendizaje, nos ayuda a liberarnos del estrés, favorece la comunicación. En definitiva contribuye al buen humor de todos y a la felicidad familiar.

El tiempo que NO se pasa con los seres queridos no se recupera, no debemos considerar que pasar tiempo de calidad es dedicar un rato a estar con ellos y olvidarnos durante los demás periodos de tiempo. Se trata de organizarnos para que en nuestro día a día dispongamos de tiempo para disfrutar con ellos, aunque no sean grandes cantidades de tiempo. Es decir la clave está en transformar todo el tiempo que pasemos con los pequeños, sea mucho o poco, en tiempo de calidad y de disfrute. Podemos incluirlos en nuestras actividades cotidianas, como ir a la compra, hacer la comida, recoger la ropa de la lavadora, etc.

Beneficios para todos

  • Disfrutar de tiempo de calidad, aporta importantes beneficios a toda la familia.

  • Mejora el clima y la comunicación familiar.

  • Incrementa los vínculos afectivos.

  • Fomenta el desarrollo de los pequeños: físico, social, afectivo, cognitivo, etc.

  • Se favorece el conocimiento mutuo. Consigues conocer mejor a tus hijos y ellos a ti.

  • Se generan aprendizajes mutuos, ellos aprenden de nosotros y nosotros de ellos.

  • Contribuye a liberar el estrés y la tensión. Divertirse juntos y hacer actividades de forma que podamos disfrutar de ellas nos ayuda a todos a liberar tensiones.

  • Aumenta la confianza, la seguridad y la autoestima. Los niños y niñas se sienten queridos y seguros.

  • Se desarrollan las habilidades sociales, ya que es un tiempo en el que los pequeños se relacionan.

Tiempo de calidad cada día

  • Transforma todas las actividades cotidianas y tiempo que pases con el niño o niña en tiempo de calidad. ¿Cómo? Juega con ellos, bromea, ríe, etc. Que cada momento que pases con ellos sean momentos de compartir y de mutua compañía.

  • Dedica al menos media hora al día en exclusiva a cada uno de los niños. Habla con ellos, escúch ales.

  • Divierte con ellos, entra en su mundo y haz de cada momento, instantes inolvidables en la vida de tus hijos. Recuerda que con la risa y el buen humor se estrechan los vínculos afectivos.

  • Enséñales, aprovecha el tiempo que estés con ellos para explicarles y contarles cosas.

¿Qué podemos hacer para hacer que el tiempo que pasamos con los pequeños sea de calidad?

  • Si tienes que hacer cosas, comparte esos momentos con los pequeños. Llévalos a hacer la compra contigo, deja que te ayuden en las tareas de la casa. Aprovecha y explícales cosas, juega con ellos en estos momentos, cuéntales alguna historia.

  • Organiza bien tu horario y busca en ese horario como algo prioritario un rato para pasar con los niños y niñas.

  • Mantén la comunicación con los pequeños a lo largo del día, cuando no estés con ellos con llamadas telefónicas (simplemente para preguntarles que tal están), y cuando estés con ellos hazlo en persona (por ejemplo en la hora de la comida o la cena, en lugar de poner la televisión, siéntate en la mesa con ellos y mantén una conversación, cuéntales como te ha ido el día y que ellos te lo cuenten a ti también)

  • En tu tiempo libre, dedícalo a la familia y desconecta del trabajo. No pienses en lo que tienes que hacer mañana o el lunes. Dedica toda tu atención y tus pensamientos en esos momentos a tu familia.

  • No es necesario que hagáis nada especial, las pequeñas cosas son especiales. Cuéntales un cuento, juega con ellos, cuéntales un chiste, anécdotas familiares, etc.

Es fundamental saber que la relación interpersonal, el trato con los demás, tiene una importancia transcendental en el desarrollo de las personas. Como se ha explicado, el beneficio es mutuo, el disfrute de esta relación es algo que ningún padre ni madre debería perderse. Los pequeños crecen y determinados momentos y experiencias no vuelven.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar